Relojes Cuervo y Sobrinos

Filtrar por
Precio
Filtrar por barra precio - slider
2.1004.950

Relojes Cuervo y Sobrinos es una marca con un encanto particular por su herencia latina, que fue fundada en 1882 por Ramón Cuervo en La Habana, Cuba, Cuervo y Sobrinos, y se distinguió rápidamente por su combinación de sofisticación técnica y estilo elegante.

Igual que en aquella época, la tienda original se convirtió en un punto de encuentro para personalidades de alto nivel y aficionados a los relojes de todo el mundo, como distribuidor oficial de relojes Cuervo y Sobrinos, esperamos nuestra tienda se convierta en un nuevo punto de encuentro hoy en día.

Mostrando 1–20 de 46 resultados

Relojes Cuervo y Sobrinos. Una firma que originó su legado en 1862, en la ciudad de La Habana, Cuba, cuando un inmigrante asturiano, Ramón Fernández Cuervo, abrió una pequeña joyería en la Calle de la Amistad.

Durante dos décadas, la empresa evolucionó y fue formalmente establecida como Cuervo y Sobrinos en 1882, cuando los sobrinos de Ramón se unieron al negocio, ampliando su alcance y oferta.

Con el tiempo, la tienda se mudó a la Calle del Teniente Rey y más tarde a la Calle de la Muralla para acomodar su creciente negocio. La muerte de Ramón en 1907 no detuvo la expansión de la compañía, que fue continuada con vigor por su sobrino, D. Armando Fernández y Río.

En 1917, Cuervo y Sobrinos abrió una nueva tienda en la Calle San Rafael y en la década de 1920, la firma expandió sus operaciones a Europa, estableciendo presencia en Pforzheim, Alemania, para la compra de piedras exclusivas, y en París, Francia, para el comercio de joyería.

La reputación de la marca creció en la década de 1940, consolidándose como uno de los nombres de relojes más prestigiosos en el continente americano.

La década de 1950 se destacó por el glamour de La Habana, convirtiendo a la boutique de Cuervo y Sobrinos en punto de encuentro para celebridades como Caruso, Churchill, Einstein, y Hemingway, quienes se enamoraron de sus diseños sofisticados que combinaban la exuberancia latina con la precisión suiza.

La nacionalización de la boutique en 1965 por el gobierno cubano marcó un período de declive, durante el cual la empresa continuó operando de forma limitada, produciendo relojes militares.

El renacer de Cuervo y Sobrinos

Tras un largo período de inactividad, en 1997, Luca Musumeci y Marzio Villa revivieron la marca, inaugurando una nueva era de expansión y renovación.

Desde entonces, Cuervo y Sobrinos ha reafirmado su presencia global con la apertura de tiendas autorizadas en Europa y Estados Unidos, y su participación en Baselworld desde 2002.

En el nuevo milenio, Cuervo y Sobrinos ha continuado honrando su rica herencia con innovaciones como su primer calibre cronógrafo manufacturado internamente en 2005, y la creación del ‘Latino Award’ en 2003.

La marca también celebró su larga historia con ediciones limitadas del Historiador y la Prominente para conmemorar sus aniversarios.

En 2018, la empresa fue adquirida por un grupo de inversores de la industria relojera, con Massimo Rossi como CEO, garantizando que Cuervo y Sobrinos continúe su tradición de excelencia y sofisticación en la relojería de lujo.

Relojes Cuervo y Sobrinos

Cuervo y Sobrinos fabrica sus relojes en Suiza. Su sede en Capolago, pueblo situado en el extremo sureste del lago de Lugano, en el cantón suizo de Ticino. Ahí, los diseñadores y relojeros altamente cualificados se inspiran en una variedad de fuentes, incluidos modelos antiguos.

Algunos modelos de relojes reflejan la influencia del Art Déco, un estilo distintivo en las artes decorativas y la arquitectura que predominó durante las décadas de 1920 y 1930. El meticuloso enfoque de la marca hacia el diseño ha resultado en el lanzamiento de relojes que se distinguen por su refinamiento y una elegancia sutil.

Además, el taller de la firma reúne a numerosos expertos en un mismo espacio, donde se encargan de una variedad de tareas que abarcan desde el diseño hasta el ensamblaje final. Cuervo y Sobrinos combina métodos modernos y tradicionales para la creación de relojes de alta calidad.

Los relojes Curvo y Sobrinos se someten a una rigurosa serie de pruebas para asegurar que cumplen con los estrictos estándares de calidad de la marca. Este exhaustivo proceso de verificación inicia con la recepción de las materias primas y componentes, y culmina cuando los relojes están empaquetados y listos para su distribución.

Las cajas de los relojes Cuervo y Sobrinos

Cuervo y Sobrinos adopta un enfoque distintivo en el empaquetado de sus relojes utilizando humidores hechos de cedro español, ideales tanto para conservar relojes como para almacenar puros habanos finos.

La marca ofrece tres tipos de humidores: uno estándar para relojes de valor superior, uno con un compartimento adicional para correas y un modelo más pequeño para piezas de valor inferior o bajo pedido.

Estos envases no solo realzan el valor de reventa de los relojes, sino que también se alinean con la apreciación de los clientes por los puros de lujo, reflejando una sinergia entre dos productos de alta gama.

Además, la funcionalidad de estos envases como humidores subraya el compromiso de la marca con la sostenibilidad y la utilidad a largo plazo.

Distribuidor oficial relojes Cuervo y Sobrinos

Como distribuidor oficial de Cuervo y Sobrinos, te ofrecemos la oportunidad de comprar relojes de una marca que encarna la elegancia y el espíritu innovador con la seguridad de compra en una tienda de confianza.

Al comprar relojes Cuervo y Sobrinos en nuestra tienda tendrás la tranquilidad de adquirirlos a través de un distribuidor autorizado, que ofrece garantía y servicio postventa de acuerdo a los estándares legales y de la marca de relojes Cuervo y Sobrinos.

¿Busca alguna joya en concreto?